Introduce aquí el subtítular

Alquimia Sexual Taoísta

Escuela del "Dragón y el Tigre"

La Alquimia Sexual taoísta es un sistema filosófico-práctico-comportamental que utiliza la energía sexual como medio para la transformación y desarrollo integral del ser humano. Es uno de los caminos que más rápido conducen a un profundo despertar de la consciencia debido a que la práctica multiplica sus efectos debido al incremento de la energía sexual.

Si es muy común relacionar la meditación con el silencio interior, la inmovilidad de la mente y la quietud, de hecho es inseparable de estas características, en la alquimia sexual la meditación es inseparable de lo anterior además de la felicidad, el gozo, la dicha y el placer.

Si en la etapa inicial de la meditación el esfuerzo consiste en mantener el espacio entre pensamientos o, la consciencia más allá de los pensamientos, en la alquimia sexual se trata de alcanzar esto y mucho más, inundando el cuerpo, las emociones y la mente en placer, para transcender toda limitación impuesta consciente o inconscientemente por el ego.

El nombre de la Alquimia sexual taoísta de la Escuela Yuan Tao se denomina Bao Hu Ching Long Pai, Sistema del Dragón Verde y el Tigre Blanco. Es un sistema dual, naturalista, sensorial y no represor e incluye, trabajo de cultivación a través de la energía sexual, implicando la vida y sus múltiples aspectos.

Se divide en 9 niveles de desarrollo integral del practicante y 6 etapas de interacción con la energía (sensaciones, respiración y sonidos, circulación, sublimación, transformación e interacción).

La primera etapa para poder realizar este camino es restaurar la Energía sexual (Ching), Energía (Chi) y la Consciencia (Shen) para alcanzar el estado sexual que se tenía cuando se era un niñ@. El buen uso de nuestra energía sexual es uno de los factores determinantes para que el cuerpo se encuentre joven y sano. Con esto nos aseguramos tener la vitalidad y la energía para poder practicar de manera óptima, además de poder sanar todo aquello que en el cuerpo esté en desequilibrio.

Esta etapa consta de prácticas de masajes, chi kung, meditación... pero nada relacionado con sexo explícito con otra persona y es en sí misma una etapa en el camino del Tao.
Una vez completada esta etapa, hay diversas maneras de continuar practicando la alquimia sexual:

  • Puede ser práctica uno solo con su energía sexual
  • Puede ser práctica a dos o en con más personas dependiendo del camino que elija el practicante.
  • Puede ser a través de prácticas no explícitas con la energía sexual (Vía Seca)
  • Puede ser a través de prácticas explícitas con la energía sexual (Vía Húmeda)


Es importante entender que No es necesario practicar manteniendo relaciones sexuales con otra persona para desarrollar la alquimia sexual taoísta, eso es algo de lo cuál es responsable el practicante y que el objetivo de la alquimia no es la sexualidad sino el desarrollo integral del ser humano.

A través del placer y la consciencia, el practicante va inundando todos sus apegos, limitaciones y sufrimientos en gozo, lo cuál hace que los transcienda al elevar su estado de vibración. Esto no quiere decir que sea fácil, es algo que uno tiene que querer porque a medida que la consciencia se expande se genera una fricción grande o tenue, dependiendo del practicante, con su ego. Por eso se dice que es una alquimia comportamental porque implica la vida cotidiana del practicante. Es completamente imposible un desarrollo integral sin cambiar nada. Todo lo contrario la transcendencia del ego debe ser algo que se tiene que dar, yendo más allá de patrones, neuras, problemas, prejuicios, conductas etc... que el practicante tendrá que soltar para poder acercarse a lo que realmente es en esencia.

Para conseguir un trabajo profundo se necesitan aproximadamente 5 años, dependiendo de:

1.- La regularidad de la práctica.
2.- La fuerza personal la capacidad de superar situaciones que van a surgir: física, emocional y mental.
3.- La capacidad de aprender de las situaciones, tanto negativas como positivas.
4.- La capacidad o el Poder de la persona que enseña.

Un camino como la alquimia sexual es un camino sagrado, un camino que te llevará desde el primer paso en la senda a lo que realmente eres y descubrir que hay una Unidad en todo lo que existe.

En la Escuela Yuan Tao tenemos el privilegio y el honor de poder realizar este camino, os animamos a descubrirlo.